22 de enero de 2012

Decir si enseguida


Paz y bien

3º Domingo Tiempo Ordinario, ciclo B - Marcos 1, 14-20

“Ya ha llegado el tiempo, el reino de Dios está cerca” y “Conviértanse y crean en la Buena Noticia.” La vida del cristiano bien se puede resumir en estas dos frases. Si cada cristiano viviese practicando estos dos anuncios nuestro mundo sería sensiblemente mejor.  

La realidad de este anuncio es muy desigual. Tanto en aquel tiempo como en este, muchas personas no lo aceptaron ni creyeron en él; de esta manera en muchos seres humanos el reino de Dios no ha llegado ni la aceptación de la fe, ni de su Evangelio.

¿Cuál es la mentalidad del mundo? La que nos lleva a quedarnos en lo temporal y a olvidarnos de lo eterno, a preferir lo terrenal y olvidarnos de lo celestial, a conformarnos con lo humano y a descartar lo divino, a creer en el mundo y a olvidarnos del Evangelio.

En su primer carta Juan dice “Sabemos que pertenecemos a Dios, mientras el mundo entero está bajo el poder del Maligno”; hay muchas vidas vacías porque no se han arriesgado a la maravillosa aventura de lanzarse al mar de la confianza en Dios y en su Palabra. Una persona siempre está a tiempo de revisar su camino, de rehacer sus sendas, de coger nuevos atajos. Sólo hay que tener la seguridad de que tenemos que cambiar de ruta.

Aquellos pescadores tenían sus ilusiones y afanes -como tenemos todos-. Hasta que Jesús les abrió un panorama nuevo de vida sobrenatural, de vida eterna, y de ayuda y orientación en el verdadero bien. Ante aquel mensaje, sus ilusiones humanas eran como el polvo del camino comparado con el oro. Por muy nobles que parezcan, las ilusiones de este mundo son muy pobres y se terminan.

Jesús plantea una vida nueva, apasionante, que trasciende lo humano. No basta con adquirir unas determinadas virtudes naturales, o con guardar ciertas prácticas de piedad. Seguir a Cristo supone deshacerse de todo lo que estorba para unirse a Él y dejar que sea Él quien conduzca nuestros pasos.

Cuando Dios escoge ... escoge. Eso lo han sabido muchos santos.

Fraternalmente,




2 comentarios:

  1. Decirle SI a la primera..y que El vaya haciendo el resto....
    Han aprobado el otonerario del Camino Neocatecumenal y estamos de enhorabuena en la Iglesia!!!..............Ya que acabé este itinerario, catecumenado puedo decir que ha sido una gracia apasionante...y que muchos al estar aprobado por la S Sede encontraran las Alegrias que el Bautirmo produce en cada uno de los bautizados.....SI, siempre y agarrados a la Fé de que El Obra a traves nuestro estando en una disposicion abierta a lo que El quiera de nosotros.

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.