28 de enero de 2012

Alegría de verdad

Paz y bien
Prov 8, 34-36

Todos anhelamos la alegría, una verdadera alegría, que no siempre se consigue.

“Si quieres estar triste, piensa solamente en ti; si quieres estar alegre, piensa en Dios” 
Y es cierto porque al pensar en uno mismo, encontraremos sobrados motivos para la tristeza, porque somos poca cosa, limitados y débiles; en cambio, al pensar en Dios, hallaremos razones serias para alegrar el espíritu, porque Dios es bondad y amor... y la bondad y el amor no pueden menos que producir una sana alegría.

Quien está lejos de Dios, el que vive lejos de Dios o prescindiendo de Él, está alejado de la fuente de la alegría y de la paz; por el contrario, el que vive en Él y con  Él, queda absorbido por la paz del Señor que colma sus deseos de felicidad.

Y entonces, es cuando uno descubre que la vida merece vivirse y que uno puede tener paz, aun en los fracasos y en las propias deficiencias.
“El que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le dé, se convertirá en él en fuente que brota para la vida eterna” (Jn 4, 14)
Nadie tantos motivos para vivir feliz, como el cristiano.

Fraternalmente,



4 comentarios:

  1. Ciertamente es asi...la Alegria verdadera reside en Cristo. Buen dia Claudio.

    ResponderEliminar
  2. "Y entonces, es cuando uno descubre que la vida merece vivirse y que uno puede tener paz, aun en los fracasos y en las propias deficiencias".
    ¡Gran verdad! , la vida merece vivirse siempre,en la confianza y en el abandono en Cristo se encuentra la paz que necesitamos.
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gosspi, Visigoda, sobretodo en el abandono a Él, con el auxilio del Espíritu Santo de la mano de María.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Caludio tienes toda la razón, la alegría solo la da Dios, porque el colma de dicha y amor al ser humano.
    Gracias!!
    DTB!!

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.