21 de enero de 2012

Amor y sacrificios


Paz y bien!

Las dificultades están hechas para superarlas y no para dejarse superar por ellas; porque en la vida, queramos o no, hallaremos no pocas dificultades.

Pienso en Tony Meléndez, un guitarrista que viaja por todo el mundo con su música alegre y sus conciertos. Las personas lloran y muchos destierran las quejas al verlo feliz mientras toca la guitarra con sus pies.

Es que él nació sin brazos debido una droga fatídica llamada Talidomida que le recetaron a su madre en el embarazo. Pero ni Tony ni su madre se entregaron a la pena y desde niño él se aceptó y eligió superarse. No lo sobreprotegieron, poco a poco avanzó y hoy deslumbra a todos como ejecutante y cantante. Hace años le cantó al papa Juan Pablo II en Estados Unidos donde vive, es un creyente feliz, está casado, maneja su automóvil y dice que su secreto es sólo uno: “Confiar en Dios y en mi mismo”.

No temamos los golpes de las dificultades ; a veces son duros, son crueles, pero el atleta no se hace entre sábanas sino en las pistas; el sabio no resulta de las diversiones, sino de los estudios; el santo no es fruto de contemplaciones, sino de vencimientos; el hombre no se hace entre blanduras, sino bregando con la dificultad.

La palanca es la oración, pero también el sacrificio que nos moverá a negarnos muchas cosas, y eso por amor... a Dios y por amor a los hermanos. Sin la muerte de Cristo no hubiéramos nosotros gozado de la Vida y sin nuestro propio sacrificio, sin la palanca de sacrificio, algunos de nuestros hermanos no recibirán la gracia.

La gracia no solo da hermosura, sino sobre todo fuerzas para sostener la cruz.

Fraternalmente,


__
Dejó sus huellas Alfonso Milagro



1 comentario:

  1. Gracias por recordar que también hemos de pedir fuerzas para sostener la cruz.
    Y que la vida está hecha de momentos, de muchos momentos de lucha

    Que tengais un genial domingo¡

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.