22 de marzo de 2012

Paciencia y constancia

Paz y bien

Hay no pocas cosas que suenan a verdaderas, pero no son verdad; otras parecen buenas, pero no lo son; será importante aprender a distinguir una cosa de otra, porque no se saca provecho de lo que parece, sino de lo que es.

La superficie y la profundidad, el aparecer y el ser, la apariencia y la realidad, lo exterior y lo interior, lo que ve el hombre y lo que juzga Dios: son binomios de los que el hombre no podrá desprenderse en absoluto.

Algunos se creen incapaces de ser buenos, porque se creen incapaces de superarse y en realidad no llegan a ser mejores, porque no tratan de superar su incapacidad. Otros sienten que no se superan porque no se superan de golpe y en un solo momento, cuando en realidad se superarían, si trataran de hacerlo poco a poco; no se superan en las grandes cosas, porque no se esfuerzan en superarse en las cosas comunes y sencillas.

Paciencia y constancia, son valores escasos del siglo 21, casi cotizan en bolsa.

Todos los inventos que hoy disfrutamos se deben a una constancia infatigable y a la creatividad. Es el caso de la hoja de afeitar ideada por un ser perseverante: El norteamericano King Gillette. Ese inventor dedicó ocho largos años a perfeccionar una hoja de afeitar eficiente, práctica y segura.

Al fin impuso su invento y alguna vez dijo que lo habría logrado por su entrega, no por suerte. Y una constancia de esa envergadura es la que necesitamos para convertir sueños en realidad.

No te rindas, sé un apasionado, cuida tu fe y sigue adelante sin sucumbir. Ya sabes que la paciencia todo lo alcanza y que Dios con su diestra victoriosa te sostendrá, como dice el Libro de los Proverbios “Confía en Yavé sin reserva alguna; no te apoyes en tu inteligencia. En todas tus empresas tenle presente y el dirigirá todos tus pasos”

Fraternalmente,

Dominus Providebit
 

2 comentarios:

  1. Que verdades cuentas hoy Claudio.....soy muy apasionada sabes? y el Señor con esta manera de ser que me ha hecho sufrir me ha enseñado a poner todo en El y dejarle hacer en Mi...El es el Paciente y constante...Fiel hasta el final....y en el primer mandamiento estoy agarrada junto con mi Cruz Gloriosa de cada dia.....en ella encuentro el descanso y la Libertad de mi alma....un abrazo

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.