31 de marzo de 2012

María, socorro de los necesitados

Virgen alada pintura de Miguel de Santiago, exponente de la escuela quiteña del siglo XVII
«Te saludamos, oh María, Madre de Dios,
verdadero tesoro de todo el universo,
antorcha que jamás se puede extinguir,
corona de la virginidad, 
cetro de la fe ortodoxa,
templo incorruptible,
lugar del que no tiene lugar, 
por quien nos ha sido dado 
Aquel que es llamado bendito por excelencia
y que ha venido en nombre del Padre.
Por ti la Trinidad es glorificada,
la cruz es celebrada y adorada por toda la tierra,
por ti los cielos se estremecen de alegría,
los ángeles se regocijan,
los demonios son puestos en fuga,
el demonio tentador cae del cielo
y la criatura caída es puesta en su sitio» (san Cirilo)


Santa María, socorro de los necesitados, extiende tu mano a los que necesitan de ti. Amén

Dominus Providebit

3 comentarios:

  1. «Te saludamos, oh María, Madre de Dios,
    verdadero tesoro de todo el universo. Gracias un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Maria Mãe de Jesus nem precisa de asas. Como todas as mães ela é poderosa e está sempre atenta aos nossos pedidos.

    Felizes todos aqueles que a ela recorrem e nela acreditam, porque ela é o Caminho para chegar a Jesus.

    ResponderEliminar
  3. Amén, Amén, Amén... Un gran abrazo desde Paraguay .

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.