19 de marzo de 2012

Creaturas

Paz y bien

Dios te ha hecho completo: te ha dado cabeza, manos y corazón; la cabeza para pensar, las manos para obrar, el corazón para sentir.

Necesitas de las tres cosas; no pretendas desprenderte de ninguna de ellas, pues quedarías incompleto, imperfecto, no serías hombre.

No puedes prescindir de la cabeza, pues entonces tus obras serían imprudentes y podrían llevarte al fracaso; no puedes prescindir de las obras, pues, de lo contrario, tus pensamientos quedarían estériles e infecundos; no puedes olvidarte del corazón, pues tus pensamientos y tus obras resultarían muy fríos y por lo mismo no serían humanos.

Ni cabeza sin manos y sin corazón; ni manos sin pensamientos y sin corazón; ni corazón sin ideas y obras. La cabeza para pensar, las manos para obrar, el corazón para sentir.

Y pensando, obrando y sintiendo llegaremos a ser íntegramente hombres, a  imagen y semejanza del Creador, «Mejor es refugiarse en el Señor...» dice el Salmo 118

Dios, como centro de nuestro pensamiento, obras y deseos; así nos iremos despojando de nuestro propio yo, para dejarnos saturar y absorber por la divinidad.

Fraternalmente, 

2 comentarios:

  1. Neste dia de São José devemos pensar que Deus nos fez perfeitos com cabeça tronco e membros para sermos capazes de continuar a obra da criação com amor entre todos os seres vivos.

    ResponderEliminar
  2. Cabeza, manos y corazón, me gusta mucho, Claudio, es bueno recordarlo, Dios no nos iba a hacer incompletos.
    Un beso

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.