23 de febrero de 2012

Oh Jesús!


Te adoro como a mi Dios.
 Te obedezco como a mi Señor.
 Te amo como a mi Padre.
 Te temo como a mi Juez.
 Te pido como a mi Dador.
 Te doy gracias como a mi Bienhechor.

Dios te bendiga y te guarde, haga resplandecer su rostro sobre ti y te conceda lo que pidas, vuelva hacia ti su rostro y te dé la paz.

¡Suyo es el reino, el poder y la gloria!



___
Visitas a Jesús Sacramentado

3 comentarios:

  1. AMÉN!!!
    Saludos cordiales desde Paraguay

    ResponderEliminar
  2. ¡Alabado sea Nuestro Señor, a Él la gloria!

    Te abrazo.

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.