21 de febrero de 2012

No está en los mercados

Paz y bien

En un mundo en el que casi todo se compra y se vende hemos olvidado que lo más valioso es gratuito. Por eso es bueno recordar que con dinero compramos una Biblia, pero no la fe; una comida, pero no un amigo.

Compramos una moto, nunca la libertad; un libro, no la sabiduría; una casa, no un hogar; un cuadro, no la naturaleza. Lo que vale no se compra: gratis es el aire que nos da vida y gratuitos son los dones y las bendiciones del Padre.

La vida se nos dio gratuitamente y somos felices cuando aprendemos a darnos y dar sin interés. Pidamos, pues, a Dios, su luz y no dejemos que lo material nos deslumbre y nos desvíe del buen camino.

No tenemos que dejarlo todo como Jesús o Francisco de Asís, sino darle prioridad al ser sobre el tener. Ojalá recordemos que la sabiduría se condensa en amar mucho, desear poco y servir siempre.

Fraternalmente,



__
Huellas de Gonzalo Gallo

5 comentarios:

  1. Apenas o amor poderá fazer esse milagre que não se vende nem se compra.

    ResponderEliminar
  2. Claudio, ¡¡¡redondo!!! Tienes más razón que un santo (bueno, o por lo menos la misma).
    Un abrazo desde el invierno (y desde hace una semana, con vientos de Siberia y el mercurio bailando alrededor de los cero grados).

    ResponderEliminar
  3. "Ojalá recordemos que la sabiduría se condensa en amar mucho, desear poco y servir siempre."... ésto me encantó... Saludos cordiales desde Paraguay

    ResponderEliminar
  4. Solo desde el Amor recibido cada dia se puede vivir asi....quisiera disfrutar de todo lo que me rodea y vivir siempre en alabanza y en la alegria....

    ResponderEliminar
  5. Con esta entrada me has hecho recordar el lema de mi colegio de religiosas, allá por los años lejanos: "Servir es reinar" al que añado, reinar en el Amor.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.