14 de febrero de 2012

Ejemplos


Paz y bien
Mt. 5, 16
Vive de tal forma que Dios esté contento de ti, que Dios pueda aprobar todos tus actos; pero vive también de tal forma que los demás puedan sentirse con deseos de imitarte, que sientas en tu interior las ansias de la propia superación.

Es verdad que no debes realizar el bien sólo porque te vean; pero no es menos cierto que estás obligado a ser ejemplo para cuantos te rodean. Teresita González, muestra a los veintiún años en un convento de Carmelitas, se había propuesto aquel lema de su vida: «Señor, que quien me mire, te vea».

Que cuantos te miren a ti, no les quede otro remedio que ver a Dios en ti; quienes te oigan, quienes vean tu manera de proceder, quienes presencien tu reacciones se vean impulsados a ver a Dios, a oír a Dios, a sentir a Dios.
Dice la Palabra que el Reino de Dios se parece a un pequeñísimo grano de mostaza que se convierte en la más grande de las plantas del huerto con ramas tan grandes que los pájaros pueden refugiarse bajo su sombra. El Reino de Dios en nosotros tiene ese efecto, ese resultado: que nuestra manera de vivir, agradable a Dios, permita cobijar a los que quieren seguir al Señor.

Cristo nos dice que nosotros somos la luz ante otros para que vean las buenas obras y glorifiquen a Dios; debemos ser la luz puesta sobre el candelero y no escondida bajo la mesa, a fin de que podamos iluminar a cuantos nos rodean.

Fraternalmente,


3 comentarios:

  1. que bien me viene leer esto...hoy no he estado muy fina yo....pero no me desanimo y espero contentar al Señor mañana desde bien tempranico......Señor que quien me mire te vea...a ver si es verdad que me ayuda y le dejo actuar.....un abrazo me encanta visitarte.

    ResponderEliminar
  2. Como cambiaria el mundo si tuvieramos cada uno de nosotros el Reino de Dios en nuestro interior, el mundo está sediento de Dios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.