26 de abril de 2012

Amor total, único y entregado


“No sé . Todo lo que sé es que amar es 
experimentar el espacio más hermoso dentro de uno mismo.”
Paz y bien

El otoño es soltar, liberar, desprender, dejar ir... vaciarnos para completarnos... tomar a cargo la felicidad de otro es el primer movimiento, la primera exigencia del verdadero amor; y es que el amor no se fija en si, sino en la persona amada.

Siempre que te busques a ti mismo en primera línea, no amas con auténtico amor; siempre que prefieras tu propia satisfacción o utilidad a la satisfacción y tranquilidad de otros, no amas de verdad.

Es decir... no amas a los otros, te amas a ti mismo... amarse a si mismo en detrimento de los otros es destruirse a si mismo y eso no es amarse; solo te amaras a ti mismo cuando ames de veras a los otros... cuando te inmoles por los otros... cuando te preocupes por los otros... cuando te sacrifiques a ti mismo por los otros.

Cuando uno se sirve de otro sin una perspectiva de entrega profunda, es imposible el amor... pues, para que el amor sea verdadero, ha de ser total, único y entregado.
«Por eso lo sufro todo por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la salvación que se nos dió en Cristo Jesús y participen de la Gloria eterna» (2 Tim 2, 10)
Fraternalmente, 


Dominus Providebit

2 comentarios:

  1. Solo pido tantas veces Enseñame a Amar de Verdad...entregandome siempre por Ti......Cuando descubro mi egoismo HUYO de él....me dá hasta miedo...Pero El lo sabe y lo va quitando a Su Tiempo y esto hace que pierda del todo el Miedo a Amar....me encantan tus entradas...que Paz

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.