11 de junio de 2012

Por amor al Padre

Paz y bien

Dios ha hecho libre al hombre. Por la libertad, signo supremo de la imagen divina en el hombre, Dios deja al hombre en poder de su propia decisión; no quiere autómatas que sirvan, sino hombres libres que lo amen.

El hombre, dueño de su destino, con su inteligencia y su libertad, debe observar en los signos de los tiempos y en la Revelación para restituir el primitivo equilibrio de la Creación.

Fue necesaria la libertad para que la búsqueda y el encuentro con Dios sea un honor y no una violencia en nuestras vidas. Dios nunca puede ser un obstáculo en la persona humana. Lo esencial es llegar a El con libertad. El Espíritu nos guía hacia la verdad plena y en ninguna mano está nuestra libertad mejor protegida y resguardada que en la de Quien la ha creado.

No es libre el que rechaza la Verdad y el Amor, sino el que los acepta, los abraza y los vive en plenitud.
«El Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad...» [2 Cor. 3, 17]
La libertad de los hijos de Dios, que no es otra cosa que la libertad del amor... de un amor verdadero , que ama al Padre por sobre todas las cosas y a los hermanos por amor al Padre.

Fraternalmente,



† 
Dominus Providebit

1 comentario:

  1. Y cuantas personas no tienen referencia del padre? Esta es la peor de las desgracias que tenemos!
    Me encontré con el perdon de mi Padre y me encontré conmigo misma amada por Dios y elegida para darlo a quien me lo pidiera.....
    Lo que recibo gratis lo tengo que dar Gratis...y asi empieza el Dia a vivirse en mi.....La Libertad d los Hijos de Dios es nuestra Alegria!! vivida en el Hoy y en el instante que respiras...todo es Espiritu Santo en nosotros y la Alegria empieza a bullir desde dentro de nosotros. Gracias Claudio.

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.