4 de junio de 2012

Modelos

Paz y bien
1 Timoteo 4, 12
Tito 2, 7 - 8

No basta que tú no hagas lo que ves que otros hacen; es preciso que tú obres de tal forma que los demás puedan hacer lo que tú haces.

No basta decir que no, es preciso decir que si; el no es algo negativo, el si es lo positivo. El amor no consiste solamente en no ofender, en no insultar; el amor es algo positivo y en consecuencia va a exigir algo más que no ofender.

No dar mal ejemplo a los demás, podrá ser una primera etapa que nos propongamos, pero en modo alguno podrá ser la etapa definitiva... con ella no podrá quedarse tranquilo nuestro corazón ni en paz nuestra conciencia.

Estamos obligados a presentarnos delante de los demás con tal carga de bondad que los instemos a la práctica del bien... con tal intensidad de generosa entrega que los movamos a imitar nuestra dedicación al bien de los demás.

No basta no mirar hacia abajo; es preciso mirar positivamente hacia las alturas... arriba, siempre arriba...
«...procura ser modelo de los creyentes en la palabra, la conducta, el amor, la fe, la pureza... en todo preséntate como modelo de buena conducta: íntegro y grave en la enseñanza, proponiendo un mensaje sano e intachable, de modo que el adversario quede confundido al no encontrar nada de qué acusarnos...»
El cristiano es un testigo de Cristo, su vida ha de ser un viviente testimonio de su fe. Como expresó Antoni Gaudí “Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor, segundo, la técnica.”

Fraternalmente,


Dominus Providebit

1 comentario:

  1. La fotografía me recuerda los dos aspectos que trata la entrada:
    UNA: EL positivo, una madre dando de comer al pequeño, haciendo su quehacer más querido, AMOR, así obrando basta para que los demás hagan lo que en nosotros ven, Como bien dices no es pasivo, no hacer algo malno es AMAR. Y DOS: El negativo, que aunque no lo es, hay alguna parecida cerrando el pico el uno al otro, o lo que sería peor, picoteandose mutuamente, ¿cuantas veces nos entremotemos en la vida de los demas y en vez de dar amor sin darnos cuenta sembramos cizaña? ¿Cuantas veces la carga de nuestra bondad es vanidad? ¿cuantas veces no sabemos callar o hablamos creyendo hacer bien sin concoer el todo de las cosas?. Felicidades por la entrada y creo que va bien con el enlace que te dejo que no es mio, pero creo apropiado para mostrar AMOR y dar ejemplo http://www.mallinista.com/2010/12/lo-prefiero-hoy-y-no-manana.html

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.