11 de enero de 2013

Nada es fácil


Hay cosas difíciles que a diario se nos presentan...

No es fácil pedir disculpas cuando uno se ha equivocado, ni volver a comenzar cuando todo se ha venido abajo... ni admitir un error cuando se lo hacen ver; no ser abnegado, ni ser considerado, ni persistir ante las dificultades, sobre todo cuando son muy persistentes.

No es fácil soportar el peso del éxito y de la prosperidad sin por ello vanagloriarse ni hincharse ante los demás; ni lo es el perdonar y olvidar las faltas de atención de los otros, sobre todo cuando se refieren a nosotros mismos. Ni lo es dominar nuestro mal carácter, sin descargar en los demás nuestra carga de agresividad cuando las cosas no salen según nuestros deseos...

Nada de esto es fácil: no es fácil, pero no es imposible conseguirlo; y no siempre tenemos que buscar el camino de lo más fácil, sino de lo que sea mejor.
“Y dirán en aquel día: Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, anuncien entre los pueblos sus proezas, proclamen qué sublime es su Nombre.” (Is. 12,4)
Es admirable lo que Dios hace con los suyos, como los purifica, los santifica, los eleva...

Paz y bien

3 comentarios:

  1. No es fácil darse cuenta de que uno solo no puede
    Y que hay que pedir la ayuda del Señor
    Y que esta ayuda no llegará cuando yo quiera, sino que llegará cuando sea el mejor momento.
    Porque Dios sí sabe
    Gracias¡

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada, le doy Gracias a mi Senor siempre de saber que sin EL nada puedo, que con El estoy en buenas manos,que me tiene en su dulce corazon.

    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Pedir disculpas..., es querer y saber que has de hacerlo para obtener el perdón del ofendido, del Señor y el tuyo propio. Nadie obtiene el perdón y el olvido mientras el mismo no se ha perdonado, auqnue le hayan perdonado los demás

    Voler a comenzar...., Siempre que se quiera. Cuando uno se ha hundido y ha tocado fondo solo le queda ascender, no puedes pretender horadar en el fondo.

    Si has errado y lo has visto..., Solventarlo es lo que el Señor nos pide, reparar el daño causado, reponer el bien sustraido, arreglar el mal causado al hermano ...

    Las dificultades...., son solo elecciones en nuestro caminar hacia el Señor, si elegimos mal, torceremos por caminos más largos, ..., cometeremos errores, nos iremos de nuevo abajo, pero, siempre podemos elegir de nuevo, el Señor te lo permite, TE ESPERA, pero de corazón para que recuperes la paz

    EL exito y la prosperidad son una carga pesada si te lo crees, vive sencillamente como si no lo tuvieras y enseña a los tuyos como si nada fuera de tu propiedad y los logros fueran de los demás
    El mal caracter es morderse la lengua y guardar silencios en vez de soltar improperios o petulancias, orar al Señor, a la Madre entes de chillar o hablar

    El camino es oslo uno y la dificultad estriba en nosotros mismos, AMAR no es dificil, pero AMAR de verdad con el corazón limpio a nuestros semejantes, a nuestros prójimos es complicado si el Espiritu que nos guia no es el de la inocencia y de la verdad, el AMOR que JESUS nos enseñó

    Nada es fácil y nada es imposible, todo es fácil si se hace con AMOR y con la ayuda de DIOS

    Paz y bien

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.