12 de enero de 2013

Frente a la voluntad de Dios


La Virgen en toda su vida hizo siempre lo más perfecto, lo que le agradaba a Dios; correspondió siempre a todas las aspiraciones divinas.

La Virgen estaba diciendo continuamente en su corazón: “Hágase en mi según tu voluntad”

No podríamos encontrar nosotros mejor camino de santidad que imitar a la Virgen en esa disponibilidad para que siempre y en todo se cumpla en nosotros la divina voluntad.
Virgen dichosa por haber concebido a Dios en tu seno y en tu Corazón... tu eres nuestra sólida esperanza de salvación.
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.

Paz y bien



Imagen: Canonistas.com

1 comentario:

  1. AMÉN.
    Q HERMOSO POST ME VIENE JUSTO. DIOS TE BENDIGA Y MARÍA TE CUBRA SIEMPRE CON SU SANTO MANTO.
    ABRAZOS DESDE TUCUMÁN

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.