22 de noviembre de 2011

Mansedumbre

Mt. 2, 14
Nuestra Señora en la huida a Egipto aceptó las consecuencias de la persecución de que objeto Jesús.

No debe olvidarse el cristiano de que si el altar puede estar afuera del templo, el Sagrario solamente está en el templo y el cristiano necesita tanto del altar como del Sagrario.

Para María la voluntad de Dios no siempre fue agradable por lo que le pedía, pero siempre le fue agradable saber y conocer que lo que estaba haciendo o aceptando era precisamente la voluntad de Dios; Ella como Jesús, pudo afirmar: «Mi alimento es hacer en todo la voluntad de Padre Celestial»

Fraternalmente, 



_____
«Los cinco minutos de María»

1 comentario:

  1. Gostaria muito de poder dizer essa frase com verdade:

    -O meu desejo é fazer a vontade do meu Deus

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.