16 de noviembre de 2011

Bañado por su Luz


Jn. 8, 12
  1 Pe. 2, 12 

Dice el Padre Alfonso Milagro*

No todos los días son iguales, ¿verdad?. Pues bien, tu que corres, no te agites; tu que vives, no te angusties; tu que dudas, no vaciles.

Si corres, no te precipites; si vives, no te desorientes; si estás angustiado, no te oprimas.

Será preciso correr, vivir, angustiarse; la vida es todo eso; pero en todo momento habrá que tener presente la moderación en todo, para todos es la regla de oro que debe regir nuestros actos.

Cristo dijo que El es el Camino, la Verdad y la Vida.

Si vas por ese Camino, no te extraviarás; si aceptas y vives esa Verdad, no caerás en el error; si penetras en esa Vida, te alejarás de la muerte.

El dijo también que es la Luz del mundo; no te alejes de El y caminarás seguro, bañado por su Luz.
Fraternalmente,


___
* Sacerdote argentino (1915-1981)

2 comentarios:

  1. Que esa luz no deje nunca de envolvernos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sabes que me alegra tremendamente tu regreso a este lugar... la LUZ está contigo... me alegra además que lo hayas hecho con este ímpetu, apenas me queda tiempo al final del día y se me acumulaan tus entradas pero aqui estoy si saltarme ni una de ellas.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.