24 de noviembre de 2010

Solo el eco - Jesús Adrian Romero

Paz y bien en el Señor Jesús y en su Santísima Madre!


Vuelve a mi, vuelve a mi casa mi jardín
Vuelve a llenar mi corazón
Con tu fragancia, con tu amor
Vuelve a habitar en mi interior
Rompe el silencio con tu voz
Y no te apartes mi Señor. Amén



Fraternalmente,

Claudio

1 comentario:

  1. El Señor siempre está, somos nosotros los que nos vamos de Su lado.
    ¡Gloria a Dios por Su misericordia!

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.