16 de noviembre de 2010

La salvación sólo nos viene de Dios

Paz y bien en el Señor Jesús y en su Santísima Madre!

Jesús nos ha dicho: Para el hombre es imposible salvarse. Por lo tanto, todo intento de salvación, toda religión de origen humano, propuestas humanas de salvación, llámense poder mental, nueva era o lo que quiera llamarse, es en vano.

Desde el primer pecado del ser humano, la tentación ha sido la misma: «saberlo todo», «ser como dioses» y de cuerdo a este engaño, proponer soluciones, prescindiendo del plan de Dios y arrebatando a Cristo su divinidad.

¿Estamos entonces perdidos?

Jesús, nos dice con meridiana claridad: Pero para Dios, todas las cosas son posibles. Entonces el hombre se salva, se apoya en la realidad suprema de Dios, en este mismo poder absoluto de Dios; este es, además, el concepto de religión más profundo y auténtico.

Este acto es lo que las Escrituras llaman fe, la que no se apoya en la sabiduría del hombre, sino en el poder de Dios (1 Co 2, 5). Tal cual, nos salvamos por la misericordia de Dios (Tt 3, 5). Cuando el hombre pone toda su sabiduría, su voluntad, su inteligencia en este apoyarse en Dios, es cuando el Señor se compadece del hombre y le da la salvación.

En el artículo de ayer, nos pide que supliquemos obstinadamente, y nos recuerda que «Dios es justo y es bueno. Ve las causas y es benigno. Lo es infinitamente. Por esto no me rechazara si inclino mi cara llena de lágrimas sobre su seno y le digo 'Padre, Tu, solo me quedas. Tu hijo está afligido y desolado. Dame tu paz...'»

Ahora bien, si la salvación es imposible al hombre, la santidad también lo es, pues ella, no es otra cosa que la salvación en plenitud; entonces sólo gracias a Dios podemos transitar el camino de santidad.

La que es llamada heroica, a veces ha desalentado la única y verdadera santidad, que siempre es heroica, desde el momento que consiste en tener valor para lograr nuestra absoluta renuncia a lo peor que tenemos y coraje para seguir el Camino de la Verdad que conduce a la Vida, puesta nuestra esperanza en Dios.

Fraternalmente,

2 comentarios:

  1. Gracias por su reflexión de hoy es verdad nuestra salvación solo esta en Cristo jesús, vivmos en un mundo donde el hombre cree no necesitar a Dios, y se cree todo poderoso hoy en dia necesitamos hombres y mujeres que muestren otro estilo de vida que hable de Jesús que de sabor a ÉL pidamos al Señor ser verdaderos templos de predicación y verdaderas casas de oración para este mundode hoy. La santidad debe ser la meta luminosa de todo el que sigue a Cristo cualquiera que sea su orige, su profesión, sus forma de vidao de actividad unidos en oración y unabrazo en Cristo Jesús y GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Estimado Claudio:
    VEO QUE NO TIENE ACTUALIZADO MI BLOG, BIEN NO IMPORTA
    GRACIAS POR LAS VECES QUE VINOMA COMENTAR EN MI BLOG
    UN ABRAZO
    SOR.CECILIA

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.