10 de julio de 2012

En el camino aprendí...



Que llegar alto no es crecer.
Ni que escuchar es oír.
Ni lamentarse es sentir.
Que mirar no siempre es ver.
¡Ni acostumbrarse es amar..!

En el camino aprendí...
Que andar solo no es soledad ...
Que la cobardía no es paz.
Ni se es feliz por solo sonreír.
¡Y que peor que mentir es silenciar la verdad!

Que puede un sueño de Amor
abrirse como una flor
y como esa flor morir...
Pero que en su breve existir: ¡Es todo aroma y color …!

El camino me enseñó:
Que no es sumisión la humildad.
La humildad es ese Don que se suele confundir:
“No es lo mismo ser servil, que ser un buen servidor…”

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,
Cuando ofrezca tu camino solo cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber pero mucho que pagar,
Y precises sonreír aún teniendo que llorar,
Cuando el dolor te agobie y no puedas ya sufrir...

Descansar acaso debes, pero nunca desistir
¡Cuándo todo esté peor, más debemos insistir!

                                                          Rafael Amor

Fraternalmente, paz y bien...

Dominus Providebit

2 comentarios:

  1. En el camino aprendí
    que llegar a algo no es crecer,
    que mirar no es siempre ver,
    ni que escuchar es oír,
    ni lamentarse sentir,
    ni acostumbrarse querer.

    En el camino aprendí
    que andar solo no es soledad,
    que cobardía no es paz,
    ni ser feliz, sonreír
    y que peor que mentir
    es silenciar la verdad.

    En el camino aprendí
    que la ignorancia no es no saber,
    ignorante es ese ser
    cuya arrogancia más vil
    es de bruto presumir
    y no quere aprender.

    En el camino aprendí
    que puede un sueño de amor
    abrirse como una flor
    y como esa flor morir,
    y que su breve existir
    fue todo aroma y color.

    En el camino aprendí
    que la humildad no es sumisión,
    la humildad es ese don
    que se suele confundir.
    No es lo mismo ser servil
    que ser un buen servidor.

    En el camino aprendí
    que la ternura no es doblez,
    ni vulgar la sencillez,
    ni lo solemne verdad;
    vi al poderoso mortal
    y a tontos con altivez.

    En el camino aprendí
    que es mala la caridad
    del ser humano que da
    esperando recibir,
    que no hay defecto más ruin
    que presumir de bondad.

    En el camino aprendí
    que en cuestión de conocer,
    de razonar y saber,
    es importante, entendí,
    mucho más que lo que vi,
    lo que me queda por ver.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado
    Lo pensaré , con calma

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.