12 de febrero de 2011

Nuestra Señora de Narek

Santa Madre de Dios, Reina del Cielo,
pura como la luz, Estrella de la aurora,
lugar de la dichosa promesa,
árbol de la vida inmortal, protegida del Padre,
preparada y consagrada por el Espíritu,
clamo y suplico a tí.

Recibe mi súplica y ofrécela a Dios,
que yo viva para Cristo, tu Hijo y Señor,
disfrutando de los beneficios de tu santa maternidad.

Asísteme bajo las alas de tus ruegos,
cambia mi día de tristeza en fiesta de alegría,
glorifica a tu Hijo en tí,
para que en su bondad,
obre en mi el milagro de la misericordia y el perdón.

Madre de Dios, Reina del Cielo,
que mi salvación se manifieste
por tu intercesión. Amén


Paz y bien en el Señor Jesús y en su Santísima Madre,




____
Addenda

5 comentarios:

  1. Es un placer conocer tantas advocaciones de Ntra. Madre. La imagen que nos ofreces es preciosa. A Ella nos encomendamos en unión de unos por otros

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Angelo... es hermosa NUESTRA MADRE!... Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Yo cada vez me admiro de la riqueza con la que cuenta la fe cristiana, esto nos habla de una cosa clave, El cristianismo no desprecia la particularidad de un pueblo, sino que la purifica y la hace parte de la expresión amorosa de Dios y de su presencia en la cultura humana.

    Saludos hermano y a toda la Comunidad. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  4. Nuestra Señora de Narek,
    ruega por nosotr@s.

    ResponderEliminar
  5. Amén y amén. ¡Solo a El sea la gloria por siempre!

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.