10 de febrero de 2011

La atracción del Señor

Atráeme, Señor, para que me libere de lo que me esclaviza.
Atráeme, Señor, y pueda vivir más contigo.
Atráeme, Señor, y que escuche tu voz con más nitidez.
Atráeme, Señor, para sumergirme en la Pascua.

Atráeme, Señor, y comparta yo contigo tu hora.
Atráeme, Señor, así descubra la grandeza de tu obra.
Atráeme, Señor, y que seas Tú, mi imán y mi fuerza.
Atráeme, Señor, y que vuelva de aquello que me debilita.

Atráeme, Señor, y sienta el calor de tu Palabra.
Atráeme, Señor, y comprenda la necesidad de ser salvado.
Atráeme, Señor, y sácame del lodo que me arrastra.
Atráeme, Señor, y empújame para subir contigo a Jerusalén.

Atráeme, Señor, y así no quede perdido.
Atráeme, Señor, quiero algo de tu vida.
Atráeme, Señor, necesito más fe y mayor esperanza.
Atráeme, Señor, y hazme descubrir el rostro de Dios.

Atráeme, Señor, y si me escapo –no lo dudes– soy recuperable:
torpe para las cosas del Padre
rápido para las que el mundo me ofrece.
Frágil para retenerte como al mejor amigo,
confiado con aquellos que no lo son tanto.

Y, si ves que me resisto, Señor –que te cuesta atraerme–
no me pierdas de vista, aunque me vaya lejos,
pues, por muy remotamente que yo me encuentre,
sigo creyendo que tu ojo lo alcanza todo
y todo lo invade. Amén.

P. Javier Leoz.


Paz y bien en el Señor Jesús y en su Santísima Madre,

10 comentarios:

  1. Hola Claudio. Desde la Cruz es irresistible, bellísima oración.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hermosa oración gracias que el Señor no deje que nos alejemos de ÉL que facil nos alejamos de ÉL, cando nod distraemos por cualquier cosa, que el Señor nos mantenga unidos a ÉL y no lleve de su mano unidos en oración y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa oración, hoy creo que necesitamos al Señor más que nunca. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Impresionante, Claudio, impresionante.

    ResponderEliminar
  5. Y, si ves que me resisto, Señor –que te cuesta atraerme–
    no me pierdas de vista, aunque me vaya lejos,pues,por muy remotamente que yo me encuentre,
    sigo creyendo que tu ojo lo alcanza todo y todo lo invade.
    Que hermosa oración Claudio, gracias por ésta entrada... Abrazos























    где купить электронная сигарета

    ResponderEliminar
  6. Oh, Claudio es uan oración/poema preciosa ¡¡¡ Muchas gracias por compartirlo. Un beso ¡¡

    ResponderEliminar
  7. AMÉN

    Hola Amigo, preciosa oración.
    Gracias por compartirla con nosotr@s.
    Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  8. ...ATRAEME SEÑOR,HASTA QUE DEJE DE SER YO Y SEAS TU EN MI...
    AMIGO HERMOSAS PALABRAS,ME DEJASTE EN EL BLOG,CITANDO A FACUNDO CABRAL,UNO DE MIS PREFERIDOS.ME LLENE DE AMOR Y DEVOCION HACIA DIOS AL LEER TU PUBLICACION DE HOY¡CUANTA NECESIDAD TENEMOS DE PASAR TIEMPO ADORANDO A NUESTRO DIOS!EL NECESITA QUE LE DIGAMOS QUE LO AMAMOS,PERO MAS LE GUSTA QUE LO NECESITEMOS COMO UN FARO EN NUESTRA VIDA...ESTOY PERDIDA DE AMOR POR EL...TU LO SABES.BENDICIONES QUERIDO,SIEMPRE ESTOY Y LEO TUS ESCRITOS,GRACIAS POR QUE AMANDOLO A EL,ESTAMOS UNIDOS.

    ResponderEliminar
  9. Que oración más preciosa Claudio, es para estarla diciendo muy lentamente a cada instante.
    De verdad me encantó esta preciosa.
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Gloria a Dios!
    Un abrazo fraterno a tod@s!

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.