16 de mayo de 2011

Con los criterios de María

Paz y bien en el Señor Jesús y en su Santísima Madre

Todos sentimos -con demasiada frecuencia lamentablemente- la tentación de recurrir a la fuerza, a la imposición, cuando no salimos con la nuestra, cuando no aceptan nuestros criterios, no se siguen nuestros pareceres, gustos o conveniencias.

Si en esos casos acudiéramos a pedir consejo a la dulce Madre del cielo, ella ciertamente nos llevaría por otros caminos: el de la bondad, de la comprensión, de la paciencia, de la humildad.

Nunca se equivocan los que siguen los consejos y sugerencias e inspiraciones de la Madre celestial; por eso es muy conveniente preguntarse, antes de obrar, cómo obraría María Santísima.

Fraternalmente,

Claudio

3 comentarios:

  1. Pedir el don de la Tolerancia, de la Templanza...
    Pedirle a nuestra Madre que nos enseñe a ser mas comprensivos y tolerantes.
    Aprender a escuchar a los demás y no juzgarlos, queriendo imponer modos de vida y conductas propios.

    ResponderEliminar
  2. gracias hermoso compartir gracias por tantos detalle de dia a dia que Dios te bendiga y te guarde y María cuide siempre de ti unidos en oración y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Serenidad y templanza y amor al projimo... si verdaderamente hay amor no cabe la imposición.
    "María madre de Cristo, Madre de la Iglesia, Madre nuestra, ruega por nosotros y enseñanos el camino".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

«Porque la boca habla de la abundancia del corazón.» (Mt. 12, 34) Por lo tanto, se prudente en el uso de ellas y recuerda que en este blog no se aceptan los comentarios anónimos.